¿POR QUÉ UN WEBSITE?

¿Te te has preguntado por qué tener un website?

A veces vemos que los usuarios pasan tanto tiempo en redes sociales que pensamos que ya es el único lugar en donde necesitamos tener presencia como marcas.

Pero, si bien las redes son una excelente manera de interactuar con tus clientes (tanto existentes como potenciales), sería un error pensar que tener una página web es cosa del pasado. Si alguna vez ha pasado por tu cabeza la pregunta “¿es necesario que tenga un website?”, te respondo: “¡lo es!”.

Por una sencilla razón: es lo que más credibilidad te va a dar (ante clientes potenciales, referencias de tu industria y buscadores) de que eres un negocio serio y establecido. 

Aquí te comparto estas 5 razones para tener una página web:

1 ES LO ÚNICO QUE REALMENTE ES TUYO

Es el único lugar en donde controlas la experiencia del usuario, cómo navegan a través de la información, qué información saben de ti y cómo encontrarte.

Nunca sabes cuando las redes sociales van a quebrar o pasar de moda. Las bases de datos que existen ahí no son tuyas sino prestadas – y en caso de que un día se vayan, todos esos seguidores a los que hoy les dedicas tanto tiempo, se irán con ellas.

Para seguir contactando a quienes visiten tu página, es importante que tengas estas 2 cosas:

  1. Un pixel de retargeting (Google y Facebook) para que puedas hacerle después publicidad a todos aquellos que visitan páginas específicas de tu sitio web
  2. Una casilla de suscripción a tu Newsletter – el email es la información más valiosa que un usuario puede proporcionarte. Los emails tienen una apertura promedio del 40% y 100% de alcance (ojo: entre correos reales, no bases de datos compradas) mientras que las redes sociales tienen un alcance de entre 2-25%.

2 TE DA MAYOR CREDIBILIDAD CON CLIENTES POTENCIALES Y ACTUALES

Es bastante común que al ver tu perfil en redes sociales, en seguida quieran visitar tu página web para averiguar más de ti antes de comprar. Al ver que no tienes una página web, probablemente lo consideren una alerta roja y buscarán en otro lugar.

Tener una página web le presta credibilidad a tu negocio y te da la oportunidad de decirle a tus clientes por qué deben confiar en ti. Además, puedes agregar testimoniales de otros clientes que te permitan incrementar tu posibilidad de venta.

Tu página web puede ser tu mejor carta de presentación. Es la mejor manera de tener toda la información de tu negocio en un sólo lugar.  Clientes potenciales pueden averiguar sobre tus productos o servicios y así contactarte directamente. También es una fácil manera de actualizar a tus clientes existentes sobre las noticias de tu marca y nuevos lanzamientos.

3 TU NEGOCIO APARECERÁ EN LOS RESULTADOS DE BÚSQUEDA DE GOOGLE 

Los consumidores de hoy realizan una investigación online antes de comprar. Eso significa que van a Google y escriben una o más palabras como “mejores zapatos de cuero” o si saben lo que quieren, “zapatos de mujer de cuero italiano”. Si no tienes una página web, las probabilidades de aparecer en los resultados de Google serán cero. En cambio, si tienes una página web puedes optimizarla para que aparezca entre los primeros resultados (a través de SEO) y así incrementar la visibilidad de tu negocio ante potenciales clientes.

Al tener una página web, puedes atraer nuevos clientes utilizando distintas estrategias de marketing que son aún más poderosas cuando son combinadas con las redes sociales. Esto es aún más relevante hoy en día debido a los cambios de algoritmos en las redes sociales, que causan que no todas las personas que te siguen vean el contenido que generas.

4 CONTROLA LA NARRATIVA DE TU NEGOCIO

En redes, nunca controlas la forma en la que las personas consumen tu contenido. Tal vez los taggea un amigo y llegan a un post más popular, pero no necesariamente al que los va a convertir en clientes. Seguramente te ha pasado que te hacen mil y un veces preguntas que ya has contestado – y esto es porque no todos navegan cronológicamente a través de tu contenido, dejando muchas dudas sobre qué haces, qué productos tienes, en dónde estás ubicada, etc.

A través de un sitio web, tu controlas cómo organizas el contenido, así que con un contenido bien estructurado puedes responder todas las preguntas que un cliente potencial tiene y ayudarlo a tomar la decisión de compra incluso ¡antes de trabajar contigo!

5 NO “PASAN DE MODA”

Ayer fue Twitter, después Facebook, hoy Instagram…

¿Qué pasaría si la red social en donde tienes a todos tus seguidores pasara de moda? ¿O como frecuentemente sucede, se modifica el algoritmo y ya no le llegas a todos los que hoy pueden ver tu contenido?

No tienes forma de volverle a llegar orgánicamente (sin pagar) a esas personas.

No es que elijas entre una u otra, las redes siempre deberán de tener esa función – ser una red para conectar con más y nuevas personas. Pero siempre tener presente que el único lugar que controlas, donde tú elijes los gráficos, las respuestas y la forma en la que van a consumir el contenido, es tu sitio web.

Por otro lado, es altamente probable que tu competencia ya tenga su propia página web. Como mencionaba arriba, tus clientes investigan antes de comprar lo que significa que tu competencia tiene más oportunidades que tú de ser descubierta. Si no te mantienes competitivo, le estás dando más razones a potenciales clientes de comprarle a otro negocio.

Algunas plataformas que te recomiendo para crear tu sitio web son: 

  • WordPress.org: esta es mi favorita y la que yo uso – me encanta la variedad de Themes que hay y que está en constante desarrollo a través de Plugins
  • SquareSpace – esta es otra de las favoritas de mis colegas. Sin necesitar saber sobre programación, puedes armarla tú mismo a través de tutoriales y creaciones guiadas.
  • WIX – esta es una de las más básicas. Sólo asegúrate que tienes tu propio dominio (i.e. www.paolaelizaga.com) ya que esto te posicionará mejor en buscadores

Sé que diseñar un sitio web toma mucho más tiempo que abrir una red social, pero verás que con paciencia, en un par de días logras tener la tuya.

Algunos puntos clave que debes de tener para iniciar tu sitio web son:

  • Imágenes de buena calidad de tu producto o servicio (¡Si es una página personal, es la hora de arreglarte y tomarte unas fotos profesionales!
  • Estilo visual de tu marca (Pídele a tu diseñador que te ayude a crear un Manual de Marca para que todos los elementos de tu sitio web tengan consistencia con branding)
  • Preguntas Frecuentes – asegúrate que a través de tus páginas y contenido no sólo dices lo que tú quieres decir, pero sobre todo que respondes las preguntas que tus clientes pueden tener sobre lo que ofreces. Ordénalo de una forma fácil de navegar como por ejemplo:
    • Quién eres
    • Qué haces
    • Qué ofreces
    • Dónde estás ubicada

Espero que esto te sirva.

En los comentarios cuéntame si ya tienes una página web y en caso de que no, qué es lo que te ha detenido.